Beneficios de la semilla de calabaza

La calabaza conocida en otras partes del mundo como auyama ofrece múltiples beneficios para la salud, debido a que contiene un alto contenido de omega-3, grasas buenas, antioxidantes, minerales, fibras y magnesio.

Por consiguiente, estas semillas pueden ser incluidas en la dieta del ser humano para mejorar las funciones del cerebro, el corazón, la salud intestinal y disminuir cualquier inflamación del cuerpo producto de alguna enfermedad.

Aportes de las semillas de calabaza a la salud 

 

El bienestar físico y mental es lo más importante, es por ello, que cuidamos de nuestros espacios estableciendo medidas de seguridad recomendadas por un cerrajero profesional, pero para la salud siempre es recomendable seguir las instrucciones del médico de confianza, sin embargo, las semillas de calabaza aportan múltiples beneficios que mencionaremos a continuación:

Favorece el bienestar y la relajación: son semillas que poseen una cantidad elevada de magnesio y de triptófano, las cuales son sustancias que actúan a nivel del cerebro, ayudando a combatir el estrés, el cansancio y estimulando efectivamente la memoria. 

Aumentar la masa muscular: son una excelente fuente de proteína natural, por lo que aquellas personas que están en la búsqueda de aumentar masa muscular pueden incluirlas en las ensaladas, yogures, batidos, cereales o como simples meriendas entre comidas. 

Pérdida de peso: las semillas de calabaza contienen altos niveles de fibra, por lo que hace que sintamos mayor saciedad y consumamos porciones menores de alimentos, consumiendo así menos calorías, de igual forma la fibra ayuda a controlar la absorción de la azúcar a nivel del intestino y disminuye los nivele de ansiedad, es por ello que se recomienda como parte de los alimentos del dia a dia. 

Disminuye la inflamación: contienen omega3, esta ejerce una función antiinflamatoria ante situaciones de estrés o de enfermedades que pueden causar cualquier tipo de inflamación, asimismo protege el organismo de enfermedades cerebrales y cardiovasculares. 

Proteger las células del organismo: contiene una gran nivel de antioxidantes como la vitamina E y los carotenoides, protegiendo efectivamente a las células de los efectos de los radicales libres, disminuyendo así la inflamación, así como la reducción del riesgo de padecer algunos tipos de cáncer como el de colon, próstata y mama. 

¿Cómo consumir semillas de calabaza? 

Semillas secas: se pueden agregar en las ensaladas o en las sopas, asimismo como un aperitivo en las meriendas, se le puede espolvorear un poco de sal o de jengibre, sin embargo, si la persona padece de hipertensión no es recomendable. 

Semillas trituradas: se pueden colocar en los cereales, el jugo de las frutas y el yogurt, para triturarlas solo debes colocarlas en una licuadora o en un procesador de alimentos. 

Aceite de semillas de calabaza: puede encontrarse en algunos supermercados o tiendas online, este puede ser perfecto para aderezar ensaladas o para añadirlo a las sopas una vez estén listas, debido a que el aceite pierde mucha de sus propiedades al calentarse, por ende lo recomendable es consumirlo crudo. 

Finalmente, los aportes de la semilla de calabaza son amplios para la salud física y mental, por ende es recomendable consumirlas con frecuencia, además de mejorar nuestros hábitos diarios.