Incorporar los melones en la dieta de los lactantes

El melón es una fruta que se consume mucho en los países tropicales y que es fuente de muchas vitaminas y minerales, lo cual la hace perfecta para ser consumida por los niños, pero muchos padres tienen una gran cantidad de dudas por el momento ideal en el cual debe empezarse a consumir esta fruta.

La realidad es que el melón pueda ocasionar gases, y puede que hay predisposición por ciertos benes a padecerlos si es que si uno de sus progenitores los padece producto del consumo del melón, así que hay que tener mucho cuidado con el consumo de esta fruta.

Alimentación segura, bebe sano

Ojala la seguridad alimentaria fuera como la seguridad de los bienes, en la cual tenemos a disposición cerrajeros profesionales para que cuando tengamos algún problema podamos consultarles, pero la realidad es que en la alimentación de los bebes hay que arriesgarse.

Los cerrajeros en la actualidad son bastantes adecuados a sus clientes y hacen lo posible porque estos estén satisfechos, el cual es el objetivo de todo profesional, como es el caso de los pediatras, que tratan que sus pacientes más pequeños puedan ser los más saludables.

Por ello es que los médicos de niños insisten en que hay que cuidar mucho la alimentación de estos, puesto que en gran medida la salud de un niño depende de lo que come, y el éxito de la alimentación de los pequeños, dependerá de incluir todos los grupos de comidas en forma balanceada.

En el caso de las frutas, es importante consumir las que sean de temporada y que la mama ha consumido durante la lactancia, si es que ha alimentado al bebe de esta forma, y no ha ocasionado algún daño colateral.

En principio hay madres que acostumbran a consumir los alimentos antes de introducirlos a la dieta del bebe, para que sabiamente el bebe se acostumbre a su sabor por medio de la lactancia, lo cual es algo que extrañamente funciona, aunque muchos digan que es imposible que lo que come la madre lo pueda sentir el bebe por la lecha materna.

Lo cierto de todo, es que el melón es una fruta de consumir para niños desde los cuatro meses aproximadamente, en donde se empiezan a introducir frutas en forma de jugos en la alimentación complementaria del niño.

No hay que olvidar que aunque el melón sea considerado como de consumo seguro, es muy importante tomar en cuenta que hay que estar muy conscientes de las reacciones adversas que pueda tener el niño posterior a su consumo.

Ya que el melón podría producir algunos gases y en algunos niños hasta reflujo, hay que estar muy pendiente de las reacciones que pueda tener el consumo de esta fruta, la cual por ser muy dulce y refrescante, no necesita de la adición de azúcar y se puede comer en trozos sin su piel, y también se pude combinar con otras frutas que también sean de consumo seguro para niños pequeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *